miércoles, 15 de septiembre de 2010

Hemisferios y sus funciones


El cerebro está constituido por dos mitades, la mitad derecha llamada hemisferio derecho y la mitad izquierda llamada hemisferio izquierdo.
Ambos están conectados entre sí por una estructura denominada Cuerpo Calloso, formado por millones de fibras nerviosas que recorren todo el cerebro, aunque cada uno se encarga de funciones concretas.
Aquí una comparación de las características del modo-izquierdo y el modo-derecho

Izquierdo:
Verbal: Usa palabras para nombrar, describir, definir.
Analítico: Estudia las cosas paso a paso y parte a parte.
Simbólico: Emplea un símbolo en representación de algo. Por ejemplo, el dibujo significa ojo; el signo "+" representa el proceso de adición.
Abstracto: Toma un pequeño fragmento de información y lo emplea para representar el todo.
Temporal: Sigue el paso del tiempo, ordena las cosas en secuencias: empieza por el principio, etc.
Racional: Saca conclusiones basadas en la razón y los datos.
Digital: Usa números, como al contar.
Lógico: Sus conclusiones se basan en la lógica: una cosa sigue a otra en un orden lógico. Por ejemplo, un teorema matemático o un argumento razonado.
Lineal: Piensa en términos de ideas encadenadas, un pensamiento sigue a otro, llegando a menudo a una conclusión convergente.

Derecho:

No verbal: Es consciente de las cosas, pero le cuesta relacionarlas con palabras.
Sintético: Agrupa las cosas para formar conjuntos.
Concreto: Capta las cosas tal como son, en el momento presente.
Analógico: Ve las semejanzas entre las cosas; comprende las relaciones metafóricas.
Atemporal: Sin sentido del tiempo.
No racional: No necesita una base de razón, ni se basa en los hechos, tiende a posponer los juicios.
Espacial: Ve donde están las cosas en rela­ción con otras cosas, y como se combinan las partes para formar un todo.
Intuitivo: Tiene inspiraciones repentinas, a veces basadas en patrones incompletos, pistas, corazonadas o imágenes visuales.
Holístico: Ve las cosas completas, de una vez; percibe los patrones y estructuras genera­les, llegando a menudo a conclusiones divergentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada